13.1.2016

Centro de visitantes de la fortaleza Sparrenburg

Sólo quedan en pie unos pocos elementos distintivos de la fortaleza Sparrenburg. Una torre de 37 metros, el edificio principal, un edificio anexo y los restos de una puerta de entrada definen la muralla actual, que fue una vez muralla exterior de la fortaleza.

El patio es un lugar muy popular gracias a las vistas que ofrece de la ciudad.

La nueva construcción de una planta fue diseñada como un módulo autónomo en el extremo sur-oriental de la muralla. Su estructura conforma una nueva puerta de enlace en la que se puede volver a experimentar la entrada histórica a la fortaleza. Al mismo tiempo, proporciona un nuevo marco espacial. Al igual que una brújula, la intervención ha diseñado la secuencia y el alineamiento de las zonas exteriores de la fortaleza y la mejora de las condiciones funcionales existentes, adaptadas para su uso actual como monumento y punto de visualización.

El diseño no es una reconstrucción de un estado histórico sino que agrega una idea contemporánea a la historia siempre cambiante del lugar“, dice Max Dudler. Es independiente de los diversos períodos de construcción de la fortaleza y estilos en el sentido que no favorece al castillo medieval, la fortaleza posterior, la reconstrucción del Siglo XIX o las pérdidas ocasionadas por la Segunda Guerra Mundial.

Los detalles que presenta el sitio, como los huecos de las paredes de la fortaleza, fueron reinterpretados en el nuevo edificio. El hormigón de la estructura del centro de visitantes fue conformado en capas. Al igual que las capas de sedimentos de las piedras, los colores y las texturas de las ruinas del castillo han dejado su huella en sus paredes. La estructura viva de capas de hormigón también hace visible la artesanía que se utilizó en su construcción.

El nuevo edificio no toca el fragmento de puerta de entrada en ningún sector, pero deja una brecha entre lo viejo y lo nuevo. Se generan dos caminos a derecha e izquierda. Uno lleva a la terraza del edificio principal y el otro a la entrada del personal, en la parte trasera. La recta principal conduce al centro de visitantes.

El conjunto de edificios antiguos y nuevos constituye un lugar de llegada, la distribución y la información. En el interior del centro de visitantes se encuentra una tienda del museo que utiliza los mismos materiales que la fachada, así como un quiosco frente a la muralla hacia el norte-este.

Visitá el texto original en inglés > http://bit.ly/1JKgiqD

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas