21.12.2015

Ampliación y rehabilitación de la Colección Lambert en Avignon

Compuesta por obras de arte excepcionales adquiridas durante toda su vida por el galerista y coleccionista, Yvon Lambert, la Colección Lambert reabre sus puertas al público después de dos años de trabajos de renovación.

La colección se instaló por primera vez en el Hotel de Caumont en junio de 2000, una mansión del Siglo XVIII. La donación de la colección Yvon Lambert y su catalogación como Patrimonio Nacional de Aviñón se hizo oficial en julio de 2012. Sus 556 trabajos fueron parte del inventario del Fondo Nacional de Arte Contemporáneo. El concurso de arquitectura para construir un nuevo museo fue ganado por Berger & Berger. El museo originalmente alojado en el Hotel de Caumont se extendió al Hôtel de Montfaucon, aumentando así su superficie a 6.000 metros cuadrados.

El espacio combina los dos “hoteles” en una sola entidad que permitió exponer la totalidad de las obras de la Colección Lambert, en la localidad de Aviñón. El nuevo museo de Lambert destaca la coherencia y las ventajas de las dos mansiones privadas, mediante la creación de enlaces a todos los niveles, mientras que cumple con los requisitos ambientales para la conservación de las obras de arte.

Tres edificios nuevos también fueron creados. El primero es un atrio que actúa como pivote entre las dos mansiones de manera que se unen entre sí; el segundo está ubicado entre los dos patios históricos; y el tercero es un recinto, una única gran sala de exposición, llamada “la habitación de techos altos”. Las paredes exteriores de estos nuevos edificios no muestran ninguna perforación, en comparación con los dos edificios históricos del Siglo XVIII.

Las obras se exhiben en espacios que cumplen con los requisitos de iluminación artificial con iluminación natural controlada. Las salas de exposiciones componen múltiples “paisajes” creados con las mismas herramientas: la blancura, la luz y los volúmenes.

Algunas de las nuevas salas de exposiciones se han hecho a medida para las obras de la colección que no podían ser mostradas en el antiguo museo, debido a su limitado espacio. Numerosas galerías del museo ofrecen una variedad de ambientes y cualidades espaciales que permiten exponer una variada gama de obras, tales como videos, fotografías, esculturas, instalaciones y pinturas.

Las obras en el patio del Hôtel de Montfaucon se pueden ver desde las galerías, por lo que el patio se convierte en una auténtica sala de exposición al aire libre. Las paredes exteriores de las dos mansiones originales se encuentran unidas a las paredes de los edificios nuevos como un fondo blanco abstracto contra el que se destacan las obras expuestas. Se redefine el patio como elemento central en torno al cual se organizan las galerías de la mansión. El blanco del mármol refleja la luz del sol, que se extiende a través de las salas de la planta baja y el primer piso.

Un sector nuevo de techos altos se ha construido en la rue Violette: la creación de 5,5 metros de espacio libre permite exhibir la más grande de las obras de la colección, que hasta ahora no se podían mostrar en el Hôtel de Caumont. El artesonado de este ambiente permite iluminar el espacio y las paredes de la caja al reflejan la luz natural que entra a través de una abertura, creada en la parte superior. La luz natural y artificial se mezclan.

En la primera planta una nueva galería en forma de L de 400 metros cuadrados. Los muros de contención fueron retirados y reemplazados por pórticos de hormigón. Como en la planta baja, la iluminación es una mezcla de luz artificial, natural y regulable.

El sótano de Hôtel de Montfaucon contiene tres grandes habitaciones que están iluminadas artificialmente por una luz difusa, cuya intensidad es regulable. La galería del sótano está iluminada artificialmente con luz fluorescente.

El auditorio del Hôtel de Montfaucon se ha reformado con el fin de mejorar la audición de conferencias, proyecciones de películas y video. Una cortina acústica se puede bajar a lo largo de las cuatro paredes del auditorio y se puede ajustar, a fin de permitir varios efectos acústicos distintos.

El atrio se ha convertido en un nuevo punto de acceso al edificio, por lo que es posible recibir incluso las obras más grandes directamente desde el Boulevard Raspail, para luego llevarlas al nuevo ascensor que sirve a los diversos niveles de exposición o hacia el salas de restauración incorporadas al museo.

Visitá el texto original en inglés > http://bit.ly/22ktp8n

Para poder subir obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder solicitar la creación de un grupo es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder guardar en favoritos es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder valorar obras es necesario acceder con una cuenta ARQA

Para poder agregar a este usuario a tu red de contactos es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Para poder enviarle un mensaje a este usuario es necesario que acceder con una cuenta ARQA

Ir a la barra de herramientas